Empresa

MealFood Europe S.L.

MealFood Europe da respuesta a la necesidad de plantear alternativas a la producción primaria para la alimentación de la población mundial, tanto como soporte básico para la producción animal como, llegado el momento, para la alimentación humana.

Así, el objeto de la misma es atender con dedicación y eficacia el proceso de reproducción, cría y comercialización de harinas de tenebrio molitor y sus subproductos, convirtiéndonos en la primera empresa española dedicada a este insecto de manera  industrial. De hecho, una de las bases principales de nuestra organización es la Investigación y el Desarrollo de la Técnica, orientada principalmente a este insecto.

Contamos con infraestructuras de última tecnología y un equipo humano altamente cualificado, con el fin de crear un producto de la más alta garantía demandada por nuestros clientes.

Nuestra granja está ubicada estratégicamente en el campo salmantino, donde se encuentran los alimentos de más alta calidad y las condiciones óptimas para el cultivo de Tenebrio Molitor, procurando siempre un agradable bienestar al animal.

Innovación

¿Qué hacemos?

MealFood Europe apuesta por la introducción de nuevas especies en la cadena alimentaria, y en primera instancia, el Tenebrio Molitor, comúnmente conocido como el Gusano de la Harina.

El estado actual de la alimentación animal, sobre todo en lo referente a sectores tan importantes como la acuicultura o la avicultura, presenta graves problemas relacionados con la obtención de las proteínas necesarias para llevar a cabo una buena alimentación de estas especies ganaderas. De hecho, el déficit de producción proteica actual lleva aparejada una tendencia alcista de los precios que implican series dificultades para ciertos sectores y/o productores.

En este ámbito, nuestra propuesta es sencilla, utilizar el Tenebrio Molitor como base y/o complemento para conseguir una nutrición saludable y basada en un recurso tan natural como la propia existencia animal.

Sostenibilidad

¿Por qué lo hacemos?

El uso de insectos como alimento y para la fabricación de piensos comporta  un buen número de beneficios de carácter ambiental, sanitario y para los medios sociales y de vida.

  • Los insectos son muy eficientes en la conversión de alimentos por ser especies de sangre fría. En lo que se conoce como las tasas de conversión alimento-carne, por término medio, los insectos pueden convertir 2 kg de alimento en 1 kg de masa de insecto, mientras que el ganado requiere 8 kg de alimento para producir 1 kg de carne.
  • Los gases de efecto invernadero producidos por la mayoría de los insectos son inferiores a los del ganado convencional. Los cerdos, por ejemplo, producen entre 10 y 100 veces más gases de efecto invernadero por kilogramo que los gusanos de la harina.
  • Los insectos pueden alimentarse de nutrientes que no se aprovechan en la actualidad, convirtiéndolos en proteínas de alta calidad.
  • Los insectos utilizan mucha menos agua que el ganado tradicional. Los gusanos  de la harina, por ejemplo, son más resistentes a las sequías que el ganado.
  • La cría de insectos depende menos de la tierra que la actividad ganadera convencional.